Medidas de Seguridad al Viajar en Avión

GUÍA PARA SU AYUDA Con el objetivo de protegerle frente a la amenaza de los explosivos líquidos, la Unión Europea (UE) ha adoptado nuevas medidas de seguridad que restringen la cantidad de líquidos o sustancias de consistencia similar,que los pasajeros pueden llevar consigo cuando pasan los controles de seguridad de los aeropuertos comunitarios.

Estas medidas son aplicables a todos los pasajeros que salgan de los aeropuertos de la UE, independientemente de su destino. No obstante, las nuevas medidas no limitan la adquisición por los pasajeros de estos líquidos o sustancias, en las tiendas situadas más allá del punto de control donde usted muestra su tarjeta de embarque o a bordo de las aeronaves operadas por una aerolínea de la UE. Estas medidas se aplican desde el 6 de noviembre de 2006, en todos los aeropuertos de la Unión Europea y en los de Noruega, Islandia y Suiza.

PASAJEROS ESPECIALES    Las compañías aéreas, dispensan un trato especial a ciertos tipos de pasajeros como los niños que viajan solos, las personas con movilidad reducida (PMR) o personas que puedan tener en ciertos momentos algún problema de movilidad. Para que la compañía pueda ofrecer las ayudas pertinentes, es necesario informar de las circunstancias especiales del pasajero en el momento de hacer la reserva y de adquirir el billete. El seguro de viaje ayuda a sentirse protegido ante cuanquier imponderable.

EL VIAJE AÉREO Y LA SALUD   Las modernas aeronaves de propulsión a reacción, viajan a altitudes que llegan hasta los 11.000 metros, con temperaturas exteriores que pueden alcanzar los sesenta grados centígrados bajo cero y escaso contenido de oxígeno en la atmósfera exterior.

Esto obliga a adoptar condiciones artificiales en el interior de las aeronaves que consisten en una presión barométrica inferior a la existente al nivel del mar, baja humedad del aire y la recirculación de éste. Y a estas condiciones, hay que añadir la movilidad reducida de los pasajeros durante el vuelo. Recuerde contratar un seguro de viaje para contrarrestar inconvenientes que puedan surgir.

La mayoría de los pasajeros, los que están en condiciones saludables y un porcentaje muy importante de los enfermos, pueden no tener ningún inconveniente en realizar un viaje en las condiciones anteriores, e incluso con menos riesgos que en la vida diaria. No obstante, hay ciertas situaciones en las que la consulta previa al médico de cabecera o al especialista resulta muy recomendable, como en los casos que se indican, de forma no exhaustiva:

-Si ha tenido una reciente operación quirúrgica, en especial, ocular, de abdomen o pulmonar. -Si viaja con las piernas escayoladas. Si ha tenido un infarto, una angina de pecho o tiene problemas circulatorios. -Si tiene alguna enfermedad pulmonar o insuficiencia respiratoria. -Si tiene sinusitis crónica, infecciones del oído medio u otítis. -Si tiene congestiones nasales derivadas de infecciones o alergia respiratoria.

En los viajes de duración superior a tres horas, las compañías aéreas suelen recomendar ciertas pautas de alimentación y bebidas, así como algunos ejercicios físicos, durante el vuelo, que ayudan a incrementar el bienestar del pasajero y a reducir los inconvenientes de una prolongada inmovilidad. Siga atentamente los consejos de las compañías aéreas y de su seguro de viaje.

PASAJEROS ENFERMOS    En el caso de algunos pasajeros enfermos, corresponde al servicio médico de la compañía aérea estudiar la posibilidad de que puedan viajar o no, y en qué condiciones han de hacerlo. También podrá contatar un seguro médico. Su transporte podrá hacerse en camilla o acomodado en una o más butacas, debiendo consultar con la compañía aérea las condiciones y tarifas aplicables en cada caso. Cuando el transporte se realice en camilla, tendrá que ir acompañado obligatoriamente de una persona.

MUJERES EN ESTADO DE GESTACIÓN Las compañías aéreas, recomiendan no efectuar viajes en avión cuando el periodo de gestación supera las 36 semanas. En cualquier caso, antes de organizar su viaje, consulte con su compañía y tenga en cuenta que eventualmente la pasajera gestante deberá firmar un “Descargo de Responsabilidad” de la compañía, ante cualquier eventualidad que surja derivada de su estado.

MENORES DE DOCE AÑOS    Como regla general, deberán viajar acompañados de una persona mayor de edad. Consulte con su compañía si dispone del servicio de acompañante (un miembro de la tripulación de cabina que, previo pago a la compañía por sus servicios, estará al cuidado del menor). Si el niño ha cumplido los cinco años podrá viajar solo, siempre y cuando la persona responsable del menor firme un “Descargo de Responsabilidad” y garantice que en el aeropuerto de llegada se hará cargo de él un adulto previa identificación. Si viaja con bebés o niños de corta edad, la mayoría de las compañías disponen de servicios especiales de atención –juegos, libros, etc.- y, si lo solicita con antelación, menús infantiles..

TRÁMITES EN EL AEROPUERTO Es posible que haya más de un edificio terminal en su aeropuerto. En este caso, asegúrese del terminal por el que sale su vuelo, consultando el billete o preguntando en la oficina que lo ha expedido a qué edificio terminal tiene que dirigirse. Tenga en cuenta también que puede haber ciudades con varios aeropuertos.

PRESENTACIÓN Y EMBARQUE    Le recomendamos que tan pronto llegue al aeropuerto, se dirija a los mostradores de facturación, aunque no lleve equipaje, a fin de que, previa presentación del billete, le sea entregada la tarjeta de embarque. En ese momento se entiende que la compañía le ha aceptado a usted como pasajero y tiene plaza en el avión. La “hora límite de aceptación del vuelo” es el tiempo mínimo de antelación a la hora programada de salida, en el que el pasajero debe haber sido admitido al vuelo, tener facturado su equipaje y estar en posesión de la tarjeta de embarque.

Las compañías aéreas, no incurren en responsabilidad alguna por la no aceptación del pasajero, cuando éste se presente en los mostradores de facturación pasada la hora límite de aceptación del vuelo. El pasajero deberá presentarse en los mostradores de facturación con la antelación indicada previamente por escrito (inclusive por medios electrónicos) por el transportista aéreo, el operador turístico o un agente de viajes autorizado, y en el caso de no haber indicación alguna, al menos 45 minutos antes de la hora de salida anunciada del vuelo. Algunas compañías aéreas pueden establecer otros límites, por lo que es importante que se informe con antelación suficiente. Los vuelos a determinados destinos internacionales, requieren una antelación superior de presentación al embarque debido a mayores medidas de seguridad. Consulte con su compañía. Por tanto, tenga en cuenta el tiempo de facturación, así como los trámites de Policía y controles de seguridad, muy especialmente en los periodos vacacionales, cuando se incrementa el tráfico en los aeropuertos. Recuerde contratar un seguro de viaje.

Asimismo, calcule un tiempo adicional para el transporte ciudad-aeropuerto, teniendo en cuenta las posibles dificultades de acceso al mismo. Las mismas recomendaciones le hacemos en el caso de que vaya a efectuar enlaces o conexiones. Por razones de seguridad puede haber controles más frecuentes y exhaustivos en los aeropuertos, tanto de los pasajeros como de su equipaje de mano o facturado, por lo que es aconsejable que tenga su billete, la tarjeta de embarque y su documentación de identidad a mano, y que se informe y respete los tiempos de embarque establecidos por la compañía. No tema llegar al aeropuerto demasiado pronto, ya que en la zona de pasajeros podrá utilizar las instalaciones destinadas a hacerle más cómodo su viaje: servicios de cafetería y restaurante, tiendas de artículos libres de impuestos (zona internacional), cambio de moneda, quioscos de prensa y libros, peluquería, etc.

DOCUMENTACIÓN    Tenga en cuenta, la necesidad de llevar su documentación personal de identidad adecuada para el viaje que vaya a realizar. Normalmente bastará el DNI. en los vuelos nacionales y comunitarios y el pasaporte para vuelos internacionales. En determinados países exigen la presentación de otros documentos para entrar en su territorio, tales como visado y certificados de sanidad. Le recomendamos que consulte en su agencia de viajes o en la compañía aérea qué documentos va a necesitar. En todo caso, la embajada o consulado del país al que usted desea viajar, le informará de la documentación precisa para su viaje. En el caso de que el viajero sea menor de edad, asegúrese de que lleva también la documentación de identidad necesaria. La falta de la documentación exigida para su destino, puede ocasionar la denegación de embarque.

DINERO    De acuerdo con la normativa vigente en España (R.D. 1638/1996, de 7 de julio), la salida del territorio nacional de moneda metálica, billetes de banco y cheques bancarios al portador es libre, debiendo, no obstante, hacer declaración cuando su importe sea superior a 6.010,12 euros, por persona y viaje.

RECLAMACIONES     Cuando usted considere que se han producido deficiencias en el cumplimiento de las condiciones de su contrato de transporte (retrasos, pérdida o deterioro de equipajes, modificaciones de horario, deficiente calidad del servicio, escalas imprevistas, etc.), puede escribir una carta de reclamación o utilizar para ello las hojas de reclamaciones que las compañías aéreas tienen a su disposición. Su reclamación deberá dirigirse a la compañía aérea cuando haya contratado únicamente el transporte, o a los organizadores y detallistas (agencias de viajes), cuando se trate de un vuelo realizado en el contexto de viaje combinado. De acuerdo con la legislación comunitaria y el Convenio de Montreal, si la compañía aérea encargada del vuelo no es la misma que la compañía aérea contratante, el pasajero podrá formular una queja o una reclamación a cualquiera de ellas. Si en el billete consta el nombre o el código de una compañía aérea, ésta es la compañía aérea contratante. Las compañías aéreas, para facilitar la presentación de las reclamaciones de sus pasajeros, normalmente disponen de hojas de reclamaciones, que se encontrarán en sus mostradores de información o de venta de billetes, y en ellas usted podrá reclamar por las deficiencias observadas en los servicios de la compañía aérea con la que haya contratado.

Recuerde que en cualquier caso, y aunque la compañía no disponga de hojas de reclamaciones, usted puede reclamar mediante una carta dirigida directamente a la propia compañía aérea o, en el caso de que la compañía lo facilite, puede presentar la reclamación por correo electrónico o a través de la página web de la compañía. Al realizar su reclamación deberá hacerlo de forma legible, concisa y clara, y exponiendo los datos concretos sobre los hechos ocurridos. No olvide consignar sus datos y domicilio postal, a fin de que la compañía aérea pueda contestarle en el más breve plazo de tiempo posible.

Si usted sufre una situación de denegación de embarque, anulación o retraso importante y la compañía encargada de efectuar el vuelo no cumple sus obligaciones, presente una reclamación al organismo nacional competente, que en España es la Dirección General de Aviación Civil, del Ministerio de Fomento. La DGAC, es la responsable de que se cumpla la legislación vigente en dichas situaciones.

En las hojas de reclamaciones que encontrará usted en los mostradores de información de los aeropuertos, podrá presentar todo tipo de reclamaciones referentes a los servicios aeroportuarios, al tránsito aéreo y a las empresas o entidades oficiales y comerciales que operan en ellos. Los servicios de restauración (cafeterías, restaurantes, etc.) disponen de su propio Libro Oficial de Hostelería, en el que usted puede formular su reclamación, o bien, si lo prefiere, puede utilizar las hojas de reclamaciones de Aena. Tenga en cuenta que las reclamaciones son también un medio eficaz de colaborar con la mejora de los servicios. Recuerde que la presentación de una reclamación, cualquiera que sea el motivo de su presentación, no excluye la posibilidad de ejercer otro tipo de acciones, judiciales o administrativas, ni interrumpe los plazos establecidos. Cuando considere que la reparación de los perjuicios que haya podido ocasionar la compañía, no se haya visto satisfecha a través de su reclamación, usted puede acudir a los Tribunales de Justicia para la determinación de las posibles responsabilidades e indemnizaciones que puedan corresponder.

Esperando que en su próximo viaje de avión, no tenga ningún problema, le deseamos que disfrute de él y tenga un buen viaje.

http://www.asistenciaviajero.com.ar/noticias/medidas-de-seguridad-al-viajar-en-avion/

This entry was posted in asistencia al viajero, Consejos, documentos para viajar, seguro de viaje. Bookmark the permalink.

Comments are closed.