Brujas: una ciudad medieval

El anonimato que vivió Brujas durante más cuatro siglos ha hecho que sea una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo. Fue fundada en el siglo XI alrededor de una fortaleza del siglo IX.

Brujas, canales Brujas al atardecer

Hasta el siglo XV, Brujas fue una de las ciudades más prósperas del continente. Su red de canales, por la que muchas veces ha sido comparada con Venecia, hizo que fuera un importante centro comercial del norte de Europa.

A finales del siglo XV, cuando el río Zwin se encenagó, la ciudad comenzó una época de decadencia.

A principios del siglo XX, cuando la ciudad estaba muy abandonada y sumida en la pobreza, fue objeto de una profunda restauración, convirtiéndose en un importante destino turístico.

Actualmente, más de 3 millones de viajeros visitan sus empedradas calles cada año, convirtiéndola en la ciudad más visitada de Bélgica, por delante de Bruselas. Brujas es la capital de la región de Flandes Occidental y, desde el año 2000, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Qué ver en Brujas

Aunque Brujas es una ciudad pequeña y es difícil que os escape algún detalle, algunos de los monumentos que no podéis perderos (y con los que os encontraréis) son los siguientes:

Brujas
Brujas, canales y la torre Belfort
  • Plaza Mayor: También llamada Markt, esta plaza es el centro neurálgico de Brujas. En ella se sigue celebrando un mercado todos los sábados.
  • Belfort: Se encuentra en la plaza anterior y es la torre más característica de Brujas. Desde la parte más alta, a 83 metros de altura y tras subir 365 escalones, se obtienen las mejores vistas de la ciudad.
  • Burg: Segunda plaza más importante de la ciudad. Compite con la anterior en ser la más bella de Brujas.
  • Stadhuis: El edificio más característico del Burg es sin duda el Ayuntamiento. Su fachada data de finales del siglo XIV.
  • Onze Lieve Vrouwekerk: La Iglesia de Nuestra Señora es la iglesia más famosa de Brujas y su torre de 122 metros es la más alta de Bélgica.

Si os gustan los museos hay dos que merece la pena destacar: el Museo Gruuthuse, una mansión medieval que hace retroceder 5 siglos, y el Museo Groening, el museo de arte más importante de Brujas. Si tenéis tiempo suficiente, no descartéis dar un paseo en barco por los canales.

Al viajar no solo tenemos que cubrirnos con un seguro de viaje sino también saber con qué tipología natural, cultural y gastronómica nos vamos a encontrar cuando arribemos al sitio elegido.

Cuánto tiempo dedicar a Brujas

Brujas es una ciudad encantadora pero lo suficientemente pequeña para que mucha gente acabe aburrida estando más de medio día. Lo más normal es hacer una visita de un día pero sin dormir en la ciudad.

http://www.bruselas.net/brujas

This entry was posted in asistencia al viajero, seguro de viaje and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Brujas: una ciudad medieval

  1. Catalina says:

    Brujas es una ciudad bellísima pero es imposible viajar sin seguro de viaje porque todos los servicios de salud están muy caros y son accesibles solo para quienes forman parte del sistema de salud de Bruselas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *